Poetry

Prostíbulo Poético´s original and custom made poems acted as transitioning pieces between the different “courses” of the Barcelona Pavilion live performance.

HERE the POEMS

PRIMERO

The Promise by Juliana Mandolesi (La Vva)

What shall we do when we meet

around this very table

in a century

a verdant joy on your face 

as if no time has passed?

This balanced compass

of the eyes

this stone that nourishes

this lovely vulgarity

that unites.

Outside there are no longer

bombs to beat in our 

tightened breast. 

We are the contrast of a pure past

and a clear present.   

The counterweight of the voice silenced

by dark boots

oscillating between the human

and the impossible.

Traducido por Siobhan Tebbs (Sebastian) & Catriona McAlister (Curiosity)

SEGUNDO

Fes-ho by Rocío Macías (La Madrina)

No tinguis por de ser el caníbal de la meva pell, 

que és la teva pell.

Enfonsa l’acer.

Trenca. Esquinça.

No tinguis escrúpols per a reconèixer

que no ets més que carn ni menys que medul·la. 

Accepta. Recorda.

No tinguis moral que  t’impedeixi córrer 

darrere del que t’engendra

Clava’m les dents.

Escup els meus ossos.

Converteix-me en sang.


Traducido por Alicia Verdú (Magma)

Interpretación al lenguaje de señas por Pat Salido (Penumbra)

POSTRE

Aroma a café negro by Eloisa Alquati (E)

Aroma a café negro

y nausea matutina.

Me deslizo por la cama, 

una distesa de sábanas como olas desordenadas. 

Cabeza pulsante y deseo de voltear mi cuerpo como si fuera un vestido, 

para buscar algo que perdiste dentro de mi

y lanzarlo lejos.

Rituales póstumos de egoicos amantes.

Quisiera estar afuera, ahora.

Sentir la brisa, 

el sol quemando la piel, 

ciegándome los ojos,

apretando mis órganos unos contra otros.

Nunca más

espacios vacíos inútilmente llenados por objectos ajenos. 

Y dejarme secar,

lentamente, 

sin prisa. 

Como una escultura de arcilla y sangre

Resulta que si by Ángela Fernández Martínez (Viuda)

Resulta que sí, que te vería entre marea y polvo a expensas de pensar si es un crimen o no saberme  bien. He buscado y seguido tu rastro acariciando con los dígitos del recuerdo, un aroma viejo de fruta madura y  amaneceres en mis caderas. Densos, trágicos y prófugos como tan sólo  nosotros sabemos hacer. Y al final te encuentro, extasiada por tu aura magnética y complaciente, moviéndome como un felino por la maleza. Sutil y alerta, con las pupilas dilatadas como impregnadas por café , te encuentro. En acto sacro avanzo y hago de cada baldosa  un templo nuevo que bendecir y profanar, tierra fértil que labrar, sueños nuevos por cumplir. Beso cada parte de tu cuerpo con la mirada y me despido, entre polvo y marea, sabiéndote contar cada paso que doy mientras me alejo.

Mírame by Rocío Macías (La Madrina)

Mírame.

Me extiendo como una mancha de café sobre la servilleta del bar

Lenta

Serena

Aterciopelada

Irreversible

Soy el ritual de tu anhelo

Soy la bendita calidez que tu cuello añora

Estoy siempre en línea en tu pantalla

No me hagas desesperar más

Dime que vienes

Hábito sagrado by Juliana Mandolesi (La Viva)

Todavía aquí el misterio

de la mañana encerrado por la noche

El hábito sagrado de olerlo, de beber 

su negro cuerpo líquido, su humedad oscura

de tierra y sol.

Todos hemos testeado el amargor del café

Todos nos hemos preguntado 

de dónde sale

Qué dígitos de cuáles manos

Lo extraen

Lo pelan

Lo lavan

Lo tuestan

Lo venden.

Lo traen a esta mesa 

a miles de kilómetros de distancia

Quién lo mete

en nuestra boca

O por qué parte de nuestra lengua explotará

el sabor caliente 

de los trópicos.

El postre by Silvana Longo (Ninfa)

Tus besos sabían a café.

Éramos unos niños a los que la maquinaria hacía levantar a las 6 de la mañana con la pretensión de estar en pie y alertas a las 7. El café era una necesidad.  Como el alcohol.

Llegabas con los ojos pegados de lagañas cristalizadas, que yo desprendía de tus pestañas como la resina de un árbol joven, esa que atrapa a las mariposas despistadas. Y olías a cama. 

Lo bebíamos con un camioncito de azúcar disuelto en él, porque eso de beber el café amargo era para los estoicos y los ascetas.  Y tú no calificabas para el ascetismo.

O quizás sí, pero yo no.  

Yo era la prostituta sagrada, la sacerdotisa que envuelve al guerrero, lava sus heridas y el polvo del camino, la que conduce el ritual de fuego y tierra y el sacrificio de un virgen sobre mi propio altar de piedra blanca.

La próxima vez que vengas dormido te clavaré los dientes.

Pero despacito, para que no te duela.

Que corra la sangre en la era digital.

Café ritual sagrado digital by Diambra Mariani (Mrs Dalloway)

Son mañanas de café y ambulancias

De leche y sirenas

De helicópteros que desde lejos

No son más que libélulas.

Son noches de puertas cerradas

De besos digitales a través de una pantalla

A la que digo

“hogueras, lucha, miedo, orgullo”

A la que contestas

“memoria, adrenalina, calles de Belgrado”.

En la distancia me pesa todo:

Mis manos vacías colgando sin sentido

Sobre un cuerpo deshabitado

Las luces de las patrullas en mis ojos cerrados

Los murmullos de los inquilinos

Más allá de la pared de papel de seda

El ritual sagrado del sueño

que últimamente tarda en salvarme.

Der Rohe Desserts by Catriona McAlister (Curiosity)

Gold onyx panels, steel-edged screens,

Her fingertips trace artisan lines.

Marble tiles glisten in alpine green,

Form and function, his Bauhaus design.

Glass walls glow, vision in digital.

He tastes her name, sweet bubbles spread.

She bathes, wet in this sacred ritual.

Wafts of garlic, fruit cocktails, sweetbreads.

Tension, winds their bodies closer.

Dishes chink, coffee machine groans.

The table prises them apart.

Gossamer lines tripped, pulses grow.

The dessert, loses its flavour,

Minds on other things to savour…

Cuando te vayas by Raúl Ornelas (Petricor)

Cuando te vayas 

sólo dejarás las manchas cafés 

de tus dígitos en la servilleta.

Comes lo que quieres.

Haces lo que puedes.

Pagas lo que debes.

Observas y nada más.

Observas y nada más.

Observas y nada más.

Bienvenida al gran ritual de tu insignificancia.

Ritual cotidiano by Laura Orsina (Ahora)

Cada mañana llego al templo.

El ritual es sencillo:

Respiro,

Los párpados se abren.

Respiro,

La ducha, huellas dactilares líquidas en la piel.

Respiro,

El olor del café despierta nariz y mente 

Respiro,

La palabra que escucho es el mantra.

Respiro,

el sabor de tus besos.

Respiro.

El gesto cotidiano es el ritual.

Lo más sagrado sólo se transmite de boca a boca.

El agua del mar me supo dulce by Cynthia Rodríguez (Ohea)

El agua del mar me supo dulce

cuando la encontré escondida

entre tus pliegues

y allí, en la comisura de tus labios sentí que un océano

cabía en mi lengua

Así que despierta,

deja el café, no te vistas

ven desnuda a bañarte conmigo

en el ritual sagrado

de las olas del mar

Ábreme el velo opaco de los ojos by Pat Salido (Penumbra)

Ábreme el velo opaco de los ojos,

des de las esquinas y

a poco a poco,

para que el sol no moleste mis ojos.

Escuchas eso?

Es el fuego quién nos llama,

su olor penetra hasta las entrañas.

Caminamos para llegar a él,

de una forma extraña pero recta a la vez

sin giros,

ni vueltas

Rectas.

Allí dónde el humo se hace más intenso,

es dónde aguarda el Ritual

Huele a café, sabor aroma que hace mantenernos despiertos hasta el amanecer.

En una mesa metálica, fría y recta, aguardamos hasta el final de la era digital,

esperamos a que todo se apague,

para volver a empezar.

Ha sido y es by Albert Svn (Nunca Mas)

Ha sido y es.

Se ha diseñado una imagen en la que crearse.

Ha sido y es.

Se han construido las bases para el encuentro.

Ha sido y es.

Se ha producido en ritual la orgía de los sentidos.

Ha sido y es, pues nunca termina.

Es ahora y somos,

dispuestos a dar paso a las bocas

hambrientas que nos dan la vida.

Sin nosotros no somos nada.

Solo individuo,

forma indefinida

sin sentido ni eje,

templo sin plegaria,

casa sin piedra…

    Y sin la piedra

      no hay casa.

Sin mí 

no somos nada

A thought in digital by Siobhan Tebbs (Sebastian)

A thought in digital

emerging from a mirror-pool

Slightest shift of limb

Muscle, flexed

See the artisan stirring

Thirsty for steel stone glass

as hunger-pores open

in negative space

Hands learning never to grieve for time

while shattered light

filters for divine

and barely visible strokes 

of halcyon breeze

grace quiet cheeks

Con vocación de ritual sagrado by Daniel y Susana de Toro Simpson (Géminis)

Con vocación de ritual sagrado

Permanecían sentados

Frente a unas tazas de café,

Susurran:

Círculo

Triángulo

Cuadrado

geométricas coreografías

De asteroides y cometas soñados,

Murmuran:

Pirámide

Cubo

Esfera

Belleza rítmica de las formas

Ballet triádico

Danza mínima y digital de los comensales

Jugueteando con la vajilla,

Musitan:

Trapecio

Rombo

Rectángulo

Levedad del humo

Sutileza aérea del aroma

Inconsistencia esquiva de la materia y la esencia

Silencio,

Ritual sagrado.

Ritual de olvidarte by Alicia Verdú (Magma)

Me voy a deshacer de tus silencios.

Los enhebraré  como un collar  en un hilo de nylon y lo apretaré alrededor de mi cuello

hasta hacerlo  reventar como una bomba y 

que todas sus cuentas rueden por el suelo.

Caminaré sobre esas perlas sin prisa

haciéndolas crujir bajo mis pies  como si fueran 

granos de café recién tostado. 

Verteré  los deseos  que cultivé pacientemente

resolviendo finalmente el enigma de tu aroma.

Este será mi último ritual para olvidarte. 

Una huella digital sobre el vaho frio de tu distancia.

Sellaré tu nombre.

Romperé la línea. 

Pondré un punto y una firma.

Solo  entonces cancelaré toda esperanza 

de volver a cruzarme en la tierra  contigo.

@